jueves, 21 de junio de 2007

Tarde

Me mimetizo
en la piel burda
de esta melancolía
que busca abrazar
y no toca

Me abrigo
en palabrejas
que ya no suenan
en dificultades
que ya no marcan
en memorias de la que fui

Me ofusco
en esta tarde de sol
con sonrisa hueca
que quema y no calienta
que alumbra y no ilumina

Me hurgo
jugando
con ese impulso inexistente
hacia el abismo
que me clama y del que escapo
deseándolo

Me acaricio
esta latencia
que se cansa de prometer alas
y se burla
ofreciendo jaulas

Percibo el regreso de la mente
el fantasma que llama
la muerte que seduce

Me dejo
acompañar por la certeza
de estos demonios
cada vez
más pálidos e inermes

Me alegro

6 comentarios:

Ximena dijo...

Semana extraña esta, no Cinzia? Te leo y veo a algunos de los fantasmas que se cruzaron por mi camino también... Pero no hay noche eterna, ni fantasma que sobreviva al primer rayo de luz...

Bello exorcismo poético...

Un abrazo

Ximena

TOROSALVAJE dijo...

Ese "Me alegro" final es tremendo, es la constatación de una nostalgia casi invencible, porque en el fondo a los nostálgicos nos gusta, amamos, deseamos el pasado, y lo grave Cinzia es que eso nos impide a veces vivir.

En tu caso, que te ví en las fotos eh, resulta todavía más incomprensible porque externamente pareces estar en total plenitud, también es cierto que los sentimientos, las tristezas y las melancolías jamás las atrapa el objetivo de la cámara.

El poema es precioso, el final como te dije es tremendo.

Un beso.

Cinzia Ricciuti dijo...

En este poema salieron a pasear algunos de mis comportamientos ante sensaciones que se me han presentado periodicamente a lo largo de mi vida. Lo que hay que rescatar, creo, es mi actitud ante dichas sensaciones que, a pesar de pertenecerme aun, estan cada vez mas caducas y vaciadas de contenido. Las siento como carcasas. Por eso al final hablo de demonios palidos e inermes.
A veces vamos cambiando y todavia nos aferramos a lo que fuimos por simple temor a lo nuevo o por absurda comodidad.
Cuando digo "me alegro", al final, es justamente por sentirme cada vez mas libre de esos sentimientos que me hicieron poco feliz por mucho tiempo.
De todos modos, cada poema, cuando sale, se deja leer e interpretar de mil formas distintas y eso es lo bello.
Me acuerdo la rabia que me daba, al estudiar poesia, cuando mis profesores daban interpretaciones rigidas de los textos y resultaba ser que yo siempre interpretaba otra cosa. Pensaba, en ese momento que, los poetas deberian haber explicado sus poesias...
Ximena habla de exorcismo, de eso se trata, un poco, de ponerle luz, finalmente a cosas que van muriendo. Y si, Toro, hay plenitud, es cierto, llenura, infinito...que deriva de el crecimiento a traves de todos estos pasos.
Gracias, siempre, gracias.
Un abrazo

Veronika dijo...

Yo creo que entendí algo Cinzia, si me permites entenderte y si las palabras me permiten urgarlas. El "Me alegro" del final me confundió un poco, pero esa intriga vale muchísimo en tu forma de expresión y deja una experiencia en mi comprensión...

Creo que te entendí porque en las fotos mías de ahora no se ven fantasmas pasados, aunque no niego que a veces pasan a saludar, pero solo eso les permito, saludar y les agradezco de despedida que hayan contribuido de algún modo a esta Verónica que puede abrazar a Cinzia

ricardo flores dijo...

Ni siquiera el poeta debiera explicar sus poemas. Creo que basta con los demonios que están ahí y que quedan acechando al lector. Como el pasado.
Saludos,
RF

MDTorres dijo...

Lo maravilloso de la poesía, al igual que otras obras de arte, es que cada quien observa o interpreta lo que necesita ver o leer.
Son como espejos en los que cada quien ve su alma retratada, o al menos la parte de esa alma que necesita salir un poco.
Yo entendí muy bien ese Me Alegro. Debe ser porque yo también estoy aprendiendo a convivir con mis demonios de manera amistosa! Muy bueno Cinzia!!!