martes, 26 de junio de 2007

Reflexión


Una de las actividades más usuales y dañinas que solemos poner en practica algunos seres humanos es el darle vuelta a las ideas, conceptos, comportamientos, palabras y demás abstracciones.
Digo dañino porque, a parte del sufrimiento que dicho acto nos acarrea, resulta ser que, a menudo y muy a pesar de nosotros, nuestras conclusiones son las erradas.

12 comentarios:

MDTorres dijo...

Que verdad más grande!!!!!!!!!!! POr eso es mejor lanzarse al agua sin pensarlo mucho! Bueno, siempre y cuando el agua se vea clarita desde donde estamos parados.
Besos Cinzia. Nos debemos el café. En cuanto termine de rearreglar mi casa te llamo

Cunilandia dijo...

Es así realmente, además se pierda una cantidad de tiempo increíble, ¿pero qué difícil es no caer en ello, no?

Veronika dijo...

Me lo dices o me lo preguntas Cinzia...

Ultimamente estoy espantando esos vicios como a moscas, -fuera, fuera, fuera-, y haciendo que por fin que trabaje bien mi terquedad...

Un abrazo

TOROSALVAJE dijo...

De eso me libré, a pesar de los tortazos sigo de intuición en intuición, vale la pena el riesgo.

Besos.

animancias dijo...

quién se resistiría a darle vuelta a las ideas.....? aunque sea un daño irresistible.

Cristian dijo...

Cara Cinzia,

El divino placer de equivocarse. Brindemos por nuestras imperfecciones y entederemos que todo encauza hacia el mismo lugar.

Baci

Siworae dijo...

¡Decimelo a mí!

gonzalo dijo...

pero: que rico es percatarse de error.

besos.

Cinzia Ricciuti dijo...

No me queda mucho que agregar, es solo que me doy cuenta cuanto somos capaces de sufrir por el simple hecho de suponer y deducir partiendo de premisas que hacemos verdaderas por el simple hecho de que han salido de nuestras mentes. Imaginamos cosas y somos tan petulantes que las asumimos como absolutos. Eso me parece dramatico, asi se rompen los mas grandes amores y se cometen los peores crimenes.
No se, se me ocurre...
Un abrazo a todos y gracias.

Anónimo dijo...

Hola Chis,
pasaba por aqui, era solo un saludo para ti!
L're

Ophir Alviárez dijo...

Sí, definitivamente requerimos de más acción y menos pensamientos, pero cómo se le dice eso a un cerebro que calcula y medita cual científico o cual poeta. No dejo de preguntarme...

Saludos,

OA

Consuelo dijo...

cierto, cierto....muy cierto¡