viernes, 15 de junio de 2007

Italia

Hoy entraría en el viñedo de alguien.
Sentiría la tierra inflada y dura
quebrándose bajo mis pies
una tierra como de luna.
Hoy me robaría un racimo de uvas enormes
lo desgranaría con toda la calma del mundo
en ese sol de septiembre
que penetra dentro del verde
tan benévolo y tan amarillo.
Se me llenaría la boca con cada grano
se me derramaría su jugo por el mentón
me reiría
escupiría las semillas
una a una en la tierra.
Sería un racimo inmenso
generoso y maduro.
Comería hasta saciarme el hambre
y me vendría a la lengua
el maravilloso vino de mi abuelo
y a mi memoria
su mirada azul y su silencio
su mano temblorosa
sobre mi cabeza pequeña
y su sonrisa de amor profundo.
Hoy,
si todo eso pasara,
me sentiría segura,
en mi nido.

5 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Cada vez mejor, cada vez impactas más, y a la vez eres más gráfica, todo..., me gusta mucho, yo también entraría en esa viña, que envidia.

Besos.

Cinzia Ricciuti dijo...

Toro, los vinedos estan mas cerca de ti que de mi en este momento, creeme.
Y si, es cierto, cada vez mas grafica, cada vez mas con los pies en la tierra, literalmente, oliendo, degustando, recordando, viviendo.
Un abrazo inmenso y gracias por tu presencia constante

¿...? dijo...

Cierra los ojos y comienza a soñar...

Mil Orillas dijo...

Este texto es una joya!
besos

Cinzia Ricciuti dijo...

?...?:
Sueno mucho..tu lo sabes...con eso no hay problema.
Milo:
GRACIAS!!
tu eres la joya...
besos