sábado, 21 de noviembre de 2015

Rebeldía


No verás las hojas ruidosas 
que al caer persuaden de muerte a los ojos. 

Tu mirada será 
la pequeña planta improbable 
que ahora decidió nacer.

1 comentario:

Leo Mercado dijo...

Como el aire de la boca.