jueves, 6 de septiembre de 2007

Te cuento que tengo...

Una rebanada de alma
clavada en mi estómago,
la bella sonrisa de
una emoción primaria
y la certeza que me observa

explorable

3 comentarios:

Mil Orillas dijo...

Cinzia Querida,

recién me libero.

(Felicidades! Ya te contaré en el email que aún no escribo)


Este poema es intenso, contundente, una puerta que se cierra de golpe y tras el golpe (y su ruido) se abre (sólo un poco) acompañada de un murmullo. Los ojos (los míos, los del que lee) tratan de atisbar a través del resquicio. La oscuridad y el misterio invitan.

Besos guapa!

TOROSALVAJE dijo...

Me alegro de que hoy no te pareciera superflua.

Hoy desde luego, no.

Un beso.

CR dijo...

Se murio' Pavarotti y estoy un poco melancolica. Cuando me pongo asi suelo decir lo que siento sin tapujos. A ustedes dos les digo que los quiero mucho y que son muy importantes para mi.
Besos