viernes, 21 de septiembre de 2007

Mesón del Botijo


Somos tres
(de nuevo, de siempre).
Devoro hongos, ajo, camarones, calamares, pan y vino
y las oigo hablar.

Debajo de la música
ellos se mueven:
mujeres de nalgas convencidas y hombres enanos.

Y mientras me divierto
se me sacia el alma.

8 comentarios:

caborca dijo...

Me gustan tus matemáticas. Aquí tres mas uno (la música), es igual a todo.

(j.g.) dijo...

que texto sensorial, cinzia, es una fiesta de los sentidos.

Mil Orillas dijo...

Yo quiero, yo quiero, yo quiero...

Me has hecho recordar tantos sitios...la frasca de toledo, el lagar, la huerta....mejor paro.

De mis favoritos, Cinzia...!

besos

jat dijo...

Aquí en cambio tres mas uno son cuatro....y siempre está el cuarto que pierde..

MALEFICABOVARI dijo...

Pues sáciate de momentos tan sanos cómo esos, y diviértete con ellos, son los ratitos esos en los que parece que el mundo gira de verdad, que todo huele a realidad bonita, y que las cosas adquieren su sentido. Sáciate así, siempre¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Bsazosssss¡¡¡

Sir Alsen Bert dijo...

Uy, qué erótico, Cinzia...
Jeje.

La Gata Insomne dijo...

El Mesón del Botijo!!!!!

me encanta este poema, tiene swim

CR dijo...

La atmosfera que se genero' en ese sitio fue realmente divertida. Me gusta cuando nos sentimos tan bien que cualquier detalle se convierte en disfrute.
(Milo, sabia que te encantaria este post! jeje)
Cinzia