martes, 20 de noviembre de 2007

Verrá la morte e avrá i tuoi occhi - Cesare Pavese




VENDRÁ LA MUERTE Y TENDRÁ TUS OJOS

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
-esta muerte que nos acompaña
de la mañana a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un vicio absurdo-. Tus ojos
serán una vana palabra,
un grito acallado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola sobre ti misma te inclinas
en el espejo. Oh querida esperanza,
también ese día sabremos nosotros
que eres la vida y eres la nada.
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como abandonar un vicio,
como contemplar en el espejo
el resurgir de un rostro muerto,
como escuchar unos labios cerrados.
Mudos, descenderemos en el remolino.

Cesare Pavese

Voz en el video: Vittorio Gassman

8 comentarios:

MO dijo...

Imprescindible Pavese.

Y eterno el Gassman.

Un poema lleno de belleza dura.

Para llevarlo en el reverso de los ojos.

Soberbio....

Gracias, Cinzia, por ponerlo.

besos

CR dijo...

La capacidad de hablar de realidades absolutas con la magia de los versos.
Como deciamos ayer, exponer lo oscuro con una belleza y una luminosidad tan profundas que duelen.
Soberbio, tienes razon.
Te abrazo, Milo.

Cinzia

mirantra dijo...

Un día caminando por Santiago de Chile llegué a una librería y compré una edición chiquita de ese libro. Esa frase "Venfrá la muerte y tendrá tus ojos" me pareció tremenda.
Cesare Pavese, su biografía es muy interesante.
Saludos

mirantra dijo...

Vendrá, perdón.

TOROSALVAJE dijo...

Genial.

Si que vendrá. Si.


Besos.

Sub Urbana dijo...

La muerte duerme con nosotros todas las noches. Al menos en eso pienso cuando salgo por mi puerta, y cuando tomo un té pensando en nada. Es extraña la muerte. Definitiva, inpostergable, absoluta y hermosa en su análisis.
Hermosa en el momento en que uno la adquiere a su forma de vivir. Y se vá sin miedo y con todo...pensando que todo se termina INPOSTERGABLEMENTE cualquiera de estos días...

Lilith dijo...

Mortal...

Isa S.B dijo...

La belleza de la muerte, la voz y las letras.
Saludos.