sábado, 10 de noviembre de 2007

Soberbia


Llegas
pareces fuerte
te devoro
(en mi territorio ando segura)
te desprecio mujer,
defiendes lo indefendible.

Te pensé madura
te creí plena
te descubro débil/boba.

Te vas,
perdiste la batalla
y toda mi soberbia
se va diluyendo
en el vacío de mi lucha estéril
y en la pequeña comprensión
de ti
y de tu amor de instinto,
de preservación.

2 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Éste me ha gustado mucho.

Un beso.

Ana (...) dijo...

Se de esos momentos en los que pasados unos minutos todo parece descolgarse de forma que la misma soberbia que se transpiraba antes ahora todo eso junto no sería más que lamento. Y duele, vaya que si duele, yo solo espero iluminarme de forma que lo que transpire sea tan solo esta necesidad innombrable de sus ojos en mis cosas... creí al leerte sentir esa presencia ahi, ambos, y me pareció ver cada una de las retiradas. Se que la mía siempre se descuelga justo cuando ya no vale para nada. Siempre, en cualquier caso, nos quedará el instinto...