miércoles, 14 de noviembre de 2007

metamorfosis


Le digo que las branquias
se les convierten en pulmones
a las ranas.

Me ve con ojos enormes,
incrédulos.

Sí,
ellas se transforman,
respiran el agua
para luego
respirar el aire.

Ojalá y pudiésemos
hacer eso,
mamá.

A veces se puede, Giulia,
a veces se puede.

9 comentarios:

Angelika dijo...

...Si, es sorprendente cuando nos damos cuenta que hasta las emociones mas primitivas pueden ser conscientizadas. Es aprender a respirar de nuevo

Ximena dijo...

Y hasta que una no se lanza al agua, no descubre el poder ignorado de sus branquias-pulmones... Maravilloso descubrimiento, el de la metamorfosis.

Está bellisimo este texto, Cinzia. Una joya...

Un abrazo

Xime

TOROSALVAJE dijo...

Todavía no.

Déjala feliz.

Besos.

Ana (...) dijo...

Qué bueno. Yo me quedo con que tienes un gusano de seda, en una cajita, y .... acaba siendo mariposa ¿no es genial??

(j.g.) dijo...

desarrollar adaptaciones para sobrevivir tal vez...

Cunilandia dijo...

Cómo es que se puede?? Yo quiero el secreto...debe poderse...acaso no somos agua en un 90%?
Saludos

CR dijo...

Lo difícil es el tránsito...la transformación...luego todo fluye.

Besos
Cinzia

CR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MAESTRIA EN METODOLOGIA DE LA INVESTIGACIÓN dijo...

Muy yoguica la concepcion de los miembros de la comunidad que comentaron la poesia de Cinzia, particularmente la de las emociones profundas que podian ser somatizadas. Bello el poema.