lunes, 16 de julio de 2007

Con mi hermana


Nos acostamos las dos en el sofá de mamá, el eterno, comodísimo, intocable sofá.
Comienzo a hablarte del sueño terrible que tuve con papá.
Te digo que lo soñé moribundo, exactamente como estaba antes de morir.
Me ves, como siempre lo haces, como solo tu lo has hecho.
La mirada de una niña que ve a otra niña aún mas pequeña.
Esa mirada tuya que siempre me permite sentirme segura y que tan lejos he tenido por tanto tiempo.
Te digo que en el sueño estábamos solos él y yo en el mundo entero.
Sigues viéndome pero ya no me escuchas.
Ahora escuchas mi tristeza, la tuya. Y permaneces fuerte.
Solo en el ojo izquierdo se asoma algo liquido que no se atreve a transformarse en lágrima.
Aquí la que llora soy yo. Tu eres la mayor.
Siempre tu, con tu reciedumbre mansa, con tu orgullo humilde.
Siempre tu a quien tan poco he preguntado y a quien tanto he amado.
No te preocupas por las imágenes del sueño, dices que no hay nada que pueda perturbarme, me susurras que es solo un sueño, te creo.
Me dices que debo dejar la prisa por vivir, por entender, por asir.
Imagino la ternura que sientes hacia mi y se percibe hermosísima.
Nunca un juicio, jamás una condena, ni tan siquiera una pequeña burla.
Ahora cocinamos, que deleite, poco a poco me invade la paz, todo está bien, pelamos papas y huevos duros, te ríes de buena gana ante mis ocurrencias, siempre ha sido mi orgullo ponerte a reír.
Devoramos, todo nos quedó exquisito, somos buenas en esto. Disfruto de ti.
Salimos con los niños, doscientas fotos, dándonos besos, los cuatro sucios de helado.
Ahora la librería, pregunto por varios que obviamente no están, conoces mis manías, sabes que nunca consigo los libros que quiero y que ese es mi destino.
Sabes que hoy eso me tiene sin cuidado.
Ando feliz, se me ve, estás tú, nada importa, todo espera, todo flota.
Contigo todo siempre estuvo bien.

6 comentarios:

Mil Orillas dijo...

Me encanta este texto...
Tan sincero,
tan generoso,
tan lleno de ternura...

TOROSALVAJE dijo...

Me he quedado boquiabierto, es tan tierno, tan real, tan hermoso que me estremece.

Ojalá tuviera yo un paraguas así.

Que envidia.

Besos.

Jorge Arce dijo...

Este texto me conecto con los recuerdos y los ya no tan presentes fantasmas que invocan la muerte de mi papá... hace tantos años... También se asomo algo líquido en mis ojos mientras lo leia. !un abrazo! y aunque no se exctamente porque... gracias

MDTorres dijo...

Que belleza Cinzia. Casi sentí que era para mí. Yo soy la mayor... de dos.
Tu hermana, si no soltó una lágrima antes, cuando lea esto va a inundar el planeta a punta de lágrimas.
Besos
MD

Cinzia Ricciuti dijo...

Yo les agradezco mucho a ustedes que esten conmigo en este texto que es importantisimo en mi vida entera y en mi momento presente.
Esta cargado de mil sensaciones importantes.
Con muchisimo afecto
Cinzia

Sir Alsen Bert dijo...

Texto sentido y bonita sonrisa. Armonía, niña...