lunes, 20 de junio de 2011

Extrema salvación

Hay días bobos
como el de hoy
en los que
quedamos solos
con el poema
que fue bobo
como el día.

Hay días bobos
como el de hoy
en los que
sólo nos salva
la ridiculez.

3 comentarios:

saltronella dijo...

Jajajaj! ojala y todos los días bobos, ademas de las boberias que pasan, inspiraran poemas.... :)

Marianella

Leo Mercado dijo...

Sospecho que es el sindrome de los días lunes...

Susan Urich dijo...

A veces la ridiculez para extraerle el anonimato a un día...