domingo, 12 de diciembre de 2010


Vivo en el resquicio
de la búsqueda callada.

Respiro en el reverso de las cosas
(el lado que no se acepta/que no se entiende).

Fuera del tiempo
logro que los instantes
dejen de ser
pequeñas dagas de duda.

2 comentarios:

Ruth Hernández Boscán dijo...

he estado ahí

te abrazo...

fugapermanente dijo...

respira fuerte y así trasmuta el resquicio en horizonte. eso me digo a veces. expande el mundo con un soplido a mejillas llenas. luego, en ese espacio sin muros, no te importe quién entiende qué.