martes, 9 de octubre de 2007

Mañanas de Caracas


El sueño claudica
ante los amaneceres
siempre más encerrados
por la luz
que pareciera tener prisa
de borrar matices
atropellar formas
enceguecer siluetas.

La montaña,
desaparecida en la noche,
se resigna
a su regreso de sol matutino,
a su canto de pájaros despertadores,
vistiéndose de verde
disponiéndose a llenarnos
con su presencia cotidiana.

Nos arropamos en su oxígeno salvaje
mirándola por instantes
ingenuos y soberbios
imaginándola obvia.

9 comentarios:

Mil Orillas dijo...

CINZIA...

Necesito esa foto para vivir!

(luego te comento el poema)


La foto, la foto....

Esta meseta manchega se me hace más ríspida cunado veo mi verde...

Vuelvo cuando esté más recuperada...

besos

Guachafitera dijo...

Una belleza y una maldad.

Un bacione

ricardo flores dijo...

Bello debe ser amanecer en Caracas, a pesar de todo. Quizás sólo falta la tibieza de un cuerpo amigo.
Saludos,
RF

TOROSALVAJE dijo...

A mí también me impactó esa foto, y tu poesía por supuesto.

Un beso.

Ana (...) dijo...

Para alguien que aprendió a vivir entre montañas (lo digo por experiencia) ese será siempre parte de su paisaje lo tenga o no lo tenga cerca...
Preciosa la imagen de Caracas, por cierto, muy bien acompañada con la fuerza de tu texto.

MDTorres dijo...

Expectacular foto, Cinzia. Impancanta. Es tuya?
Creo que una de las cosas que no me dejó terminar de acostumbrarme a otro país, fue el hecho de perderme en todos lados por no tener a nuestra madre señalándonos el norte perpetuamente.
De la poesía te hablo luego, No sé si la gripe no me deja concentrarme en esas profundidades o si es un problema de ADD.

Mil Orillas dijo...

Towers..

JAJA!

Yo también. Vivo desorientada!
Me gustó leer y tratar de recordar El Avila en la noche. Ese tipo de pensamientos me hacen el corazón añicos.

Cinzia, gracias por la foto! Ojalá las cosas cambiaran. Todos seríamos felices.

CR dijo...

La imagen la baje' de google...desde mi ventana veo el cerro al amanecer, todas las mananas, dado que ultimamente me levanto a las 5 (uyyy). He pensado en tomarle fotos pero mi camara toma fotos pesadas que el blog no acepta. De todos modos esa imagen me gusta porque es desde el cerro hacia aca y no viceversa. Quise brindar la imagen de la montana viendonos y no de nosotros viendo a la montana.
Oye, el poema no se entiende?
eso no deja de preocuparme, jeje, avisenme cuando pasen los vapores de la gripe y de la nostalgia.
Guachafi: vamos a hacer algo...yo te saludo al Avila todos los dias y tu lo haces con Castel Sant'Angelo cuando pases por ahi.
Ricardo: Tu comentario me atraveso' el corazon. No se como haces para llegar siempre donde hay que estar.
Ana: mi relacion con la montana ha sido particular, es solo ahora cuando le doy su justa importancia y eso me tiene contenta.
Toro: Gracias, la escribi de noche, sabes? justo cuando la montana es un hueco negro. Me la imagine' paseando en otros mundos...es que no se ve.
Un abrazo gigante como ella.
Cinzia

La Gata Insomne dijo...

Cinzia antes de comentar, eres más loca y despistada que yo!!!!!
Todas las fotos que tomamos con digital son pesadísimas, una pasadita por cuaquier programa tipo fotoshop les baja peso. eso me lo enseñó María Dolores, es para lo único que sé usar el programa!!!!
así que la próxima foto que sea tuya

el poema es precioso, y es cierto El Ávila es omnipresente