lunes, 28 de mayo de 2007

Ahora

La soledad más profunda
esa que tiene cara de gente.
La aridez más engañosa
esa que se presenta llena de dádivas.
La sordidez más elocuente
la que se disfraza de pureza.
Las mentiras más peligrosas
las que se dicen desde la verdad.
Las lágrimas más amargas
que surgen de la nausea.
La sonrisa ácida
que nace en la desesperanza.
La asquerosa ironía
y esta rabia castrada
que no encuentra camino.

5 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

El comentario es "NOQUEADO", como si tu poema me hubiera golpeado a conciencia con cada verso.

Me va a doler días.

Un beso.

Jose Urriola dijo...

La realidad se las ingenia para no dejarnos indiferentes.
Tu poema, con otras armas y otras vueltas, causa un efecto similar.
Un abrazo, en medio de la indignación,

JU

Ximena dijo...

Uy Cinzia, estás escribiendo increible!!! Visceras, corazón y mente perfectamente conectadas para crear!!

Te dejo un abrazo,

Ximena

Anónimo dijo...

El paraiso existe, cada tanto se nos olvida...visitar los roques te lo recuerda.
L'rena

Cinzia Ricciuti dijo...

Toro: noqueada ando yo tambien y es la nada la que tira los golpes. Espero que todo pase pronto, tu dolor y el mio. un beso.

Jose: si...aunque la indiferencia a veces es mi ambicion subterranea y oscura, la que me cuesta confesar. Tambien te abrazo fuerte.

Ximena: que orgullo me da que te guste. Y lo sabes! Que bien que veas todas mis partes unidas, a veces eso se me escapa.
Beso

Faby carissima: El paraiso no se me olvida, lo que se me hace patente a veces, es su lejania.
Te quiero mucho.