lunes, 5 de marzo de 2007

libros viejos

El libro de Clarissa Pinkola otra vez en mi mesa de noche...
Y yo que pensaba que ya esa era una etapa superada...
Hay libros que nos rondan, son como la gente que nos quiere...
Adquieren su vida propia y caen en nuestras manos de nuevo y de nuevo, siempre con algo que decir.
Me encanta esa parte de la lectura, siempre me ha gustado releer y darme cuenta de cuan corta es mi memoria o que tan honda es mi capacidad de emocionarme nuevamente con cosas ya leídas.
Es extraño sentir sorpresa por algo ya conocido, pero creo que allí esta el punto, en que nunca terminamos de conocer, de asir realmente lo que quiere decir un buen escritor...
(o nuestra vida?)
También está el hecho de que, con el tiempo vamos cambiando y lo que leímos a los veinte es totalmente distinto de aquello leído a los treinta, aunque las palabras sean las mismas.
Cuando tomo algún viejo libro en la mano me conmuevo al ver aquello que fue digno de ser subrayado hace tanto tiempo...
Me encanta compararme y preguntarme si es algo que subrayaría hoy en día...
No hay respuesta definitiva...
Lo que si es seguro es que aprendo a conocerme un poco mas según lo que subrayé en un determinado momento y grupos enteros de recuerdos vuelven como si el tiempo no pasara.
Queda decir que también existen libros dignos de olvido, libros que me movieron en algún periodo y que ahora no logran decirme mucho...
Esos son los que fueron leídos en momentos de extremas pasiones o de desencantos profundos...
Quien sabe si algún día esos también me vuelvan a conquistar...

8 comentarios:

Andy dijo...

El hecho de que te vuelvas a emocionar de cosas ya leídas habla muy bien de tus lecturas.

Porque por mas que lea a Paulo Coelho mil veces, jamás me hará emocionar.

Me encanta tu blog...muy, muy lúcido.

A.-

.*.RøMâ.*. dijo...

totalmente de acuerdo! Yo tambien soy de las que relee los libros, y me comparo, me asombro y me desiluciono y todo me ayuda a conocerme un poco mas y a darme cuenta a su vez que siempre hay algo nuevo por descubrir!

besos!

*RoMa*

Veronika dijo...

Magnífico. No lo podría decir mejor

Abrazos

MDTorres dijo...

Ciertamente, quién sabe si algún día esos te vuelvan a emocionar. Uno nunca sabe!
Que buen texto, cuanta razón!
Besos

Cinzia Ricciuti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cinzia Ricciuti dijo...

Gracias por reconocerse en lo que escribo, y ademas hacermelo saber, aprecio eso muchisimo.
De cierta forma me siento alegre.
Lo que ustedes escriben, cada uno en su forma personalisima, hace en mi exactamente el mismo efecto!
Que buen intercambio!!

Silvio Gnisci Morgach dijo...

El caso es leer, leer y leer.
Saludos y gracias por la visita a mi blog, Cinzia.

Rubén Bolívar Estrada dijo...

que bien, puedes contarme entre tus seguidores, tu prosa fluye y se deja leer. seria feliz si me leyeras.

visitame en Noche Para Leer