miércoles, 21 de marzo de 2007

giro di boa

Nos fuimos, las tres, otra vez.
Estábamos respondiendo preguntas, la una de la otra.
Nos mirábamos, nos entendíamos...más en el silencio que en las palabras frutos de razonamientos.
No se debe razonar, no se debe suponer, no se deben sincronizar los sentimientos.
Nos quedábamos calladas por turnos, entendiendo, amando.
Y luego cada una hablaba, como en trance, hablaba del futuro de la otra, con seguridad.
Ha pasado tiempo y somos las mismas, y nos preocupamos, no deberíamos haber crecido?
Lloramos aún, con ganas, la adultez llama y nos resistimos...
Bueno, malo? quien sabe...que importa?
Nos perdemos en estrategias, que sabemos que no vamos a practicar, nos reímos...
Con muchas ganas!
Que bueno!
Vemos el mar, tardamos en entrar, está frío, muy frío.
Y?
Corro hacia él, me lanzo, las olas me reciben con violencia.
Me preguntan si estoy segura, si estoy lista.
Si.
Sigo.
Me acarician, paran, vuelven.
Agradezco.
Estoy empezando a entender...
Se abre el cielo...
Comprendo...
Y aun con el miedo, avanzo.
Vamos bien
Las tres vamos bien...

7 comentarios:

MDTorres dijo...

El mar es el mejor maestro para enseñarnos que no necesariamente tenemos que hacernos adultos serios. Siempre hay espacio para el juego.
El que juega siempre va bien!!!!
Beso

Anónimo dijo...

Son contadas las veces que he tenido esta sensación de poder morir y que no importe,
sin notastalgias, sin temor.
Me pasó cuando me reencontraba con él,
cuando después de tanta ausencia nos veíamos a los ojos, cuando nos acercábamos después de amarnos.
Recíen ahora lo he vuelto a sentir,
cuando las veía jugar con el mar,
cuando desde sus miradas me miraba el miedo y mucha dignidad,
me pasó cuando escuché nuestras risas,
nuestros silencios,
cuando sentí la certeza de que es ahora,
es ahora,
no antes, ni después.

Anónimo dijo...

Nunca me sentí tan conectada como esta vez, les doy las gracias por haber creído en mí y haberme esperado a lo largo del tiempo!
Es exactamente como dijistes, silencios y palabras pasaban por nuestros cuerpos y muestras mentes con la misma calma y la misma fuerza de las olas del mar.

Veronika dijo...

Eso es... te enfrentas a él y solo es el primer paso para que permitas que te abrace con esa misma fuerza con que te repelió, para enseñarte que para amar debes dejar de temer...

Muy bonito

Un abrazo

Diego Zúñiga dijo...

Hola Cinzia, paso por aquí para, por mientras, dejar mis saludos.
Se agradecen mucho tus comentarios en mi blog,de verdad.
Te seguiré leyendo.
Saludos.

Rubén Bolívar Estrada dijo...

Cinzia como estas, estuve de visita en tu blog, te sigo leyendo. in fronto al mare sotto il caldo sole, lei e la piu bella dal´universo blog.

no se si mi italiano es correcto, ya he olvidado mucho.

Cinzia Ricciuti dijo...

Gracias a todos por compartir conmigo esto, que fue muy importante!
Lo que mas me parece fascinante de este fenomeno, es que entiendan perfectamente lo que siento y como me siento.
Gracias por los halagos y las visitas.
Un abrazo