jueves, 8 de enero de 2009

selva

Es esa mirada peculiar
que traes de la selva
(los ojos que sueñan)
el agua del río
tus cuentos tranquilos
de seres fantásticos
los cuadros que me pintas
y los silencios prolongados
con movimientos lentos.

Cuando vienes de allí
vuelves cierta
de aquello que no se dice
y sin embargo se siente

y me restauras la fuerza.

5 comentarios:

Lilith dijo...

Muy hermosa, un día (pronto) nos vamos las dos para restaurar fuerzas, para volver con esa mirada de la que hablas. Ti volgio tanto bene.

SuB-UrBaNa dijo...

Se la dedicaría a Magdalena, mi Hija.

Veronika dijo...

Las Verdades que se Asoman

Besitos

La Gata Insomne dijo...

qué bello recibimiento a esa pequeña aventurera

un beso a cada una

Lilith dijo...

Gracias mi querid Gata, yo también te mando un gran beso y mucho mucho afecto desde mi silencio.