jueves, 4 de diciembre de 2008

a veces quisiera ser mi gata


Te leíste hasta el alma
las piedras
las poesías y las maldiciones
todas las páginas,
te llenaste de conceptos
de papeles
de imágenes alucinadas.

Caminaste mucho
dentro de los mundos de los otros
y se te llenaron los ojos,
se te cansaron.

Y ahora
el ansia de lo básico
lo primitivo
lo primordial
lo simple.

Te comprendo
me pasa.

2 comentarios:

Lena dijo...

Y yo!

Tendría un sombrero así de chulo!

Besos, Cinz!

caborca dijo...

Me pasa igual...