sábado, 5 de abril de 2008

En abril


Mana la voz de la niña
la generosidad de lo humano
el amor pleno.

Manan
miles de versos
de ficciones
de besos poderosos
y abrazos cálidos
y orillas prometidas
de descansos merecidos.

Mana la sangre imaginaria
el odio profundo y avido
de lágrimas petrificadas
y
la violencia abortada
de la estupidez inútil.

Mana
la incertidumbre oscura.

Pero
(subcutánea)
la paz.

4 comentarios:

Veronika dijo...

Subcutánea si... buen síntoma amiga...
Entiendo esos fluidos discordantes, ambiguos, poderosos... que ganen los buenos, sigo apostando aún en la quiebra.
Me encantó la imagen.
Abrazos. TQM

Isa S.B dijo...

Subcutánea, al abigo de vientos y mareas. Subcutánea para irrigar calor y color.
Cariños.

(j.g.) dijo...

te deseo un feliz otoño, con muchas calles que se extiendan, por esa paz subcutánea, introvenosa.

La Gata Insomne dijo...

Lo importante es que manen, que no se enquisten que no se petrifiquen

Besos