lunes, 4 de febrero de 2008

Un buen día

Escribo desde el impacto de una voz.

El sitio donde el aliento
se hace gente,
las palabras toman carne
y los recuerdos se rinden
(desvistiéndose suavemente).

Escribo desde mi alegría.

2 comentarios:

MO dijo...

Aliento corpóreo...

(un deseo)

Alegría compartida...

Besos

Cristian dijo...

Cualquiera que sea la nueva esperanza que te visita, la comparto.

Bacione