lunes, 6 de enero de 2014

Menos mal

Me dijiste
Que nunca lo dijera
Pero quien lo dijo
Fue Cesare Pavese
Así que estoy tranquila
No siempre se conserva lo sagrado
En el silencio
Los poetas hablan
No pueden evitarlo
Cuando lo evitan
Hacen lo que hizo Rimbaud
Se atan el oro a la cintura
Y mueren
Igual Pavese murió
Menos mal que no soy Pavese
Menos mal que no soy Rimbaud

1 comentario:

Elizabeth Conte Chassin-Trubert dijo...

¡Bello! Usted siga hablando, poeta...