jueves, 27 de septiembre de 2012

No hubo incendio

I
Llamo a mi madre
repique repique repique
quince veces
mi madre está sola en aquella casa
tarda en alcanzar el teléfono
lo sé pero tiemblo
siempre tiemblo ahora
al fin responde
suspiro.


II
Dejé la hornilla encendida y salí
sigo dando señales de distracción
de no seguir los pasos que la realidad impone.

Vuelvo a casa  y veo el fuego azul
no importa si algo se cocinó o no
al fuego no le importa lo que quema.

No había comida
menos mal
no hubo incendio.


III
El miedo es todo
se nos acabaron los otros espacios
salvo la ira.

El miedo es aturdimiento
es hipo
es dar gracias a Dios porque aún respiras
a pesar del miedo.



4 comentarios:

Veronica Cento dijo...

Cintia, hoy me siento profundamente identificada con estos versos:

"El miedo es aturdimiento
es hipo
es dar gracias a Dios porque aún respiras
a pesar del miedo"

Al fin de cuentas, el miedo es como el hipo, porque impide respirar, todo deja de fluir y comienza a estar inmovil.

Saludos!

Cinzia Ricciuti dijo...

Gracias Veronica por leer y reconocerte. Un abrazo grande.

M. Jimena Gómez dijo...

Muy bueno! Pasaré más seguido por aquí. Saludos!

Sandra Montes dijo...

Hola
Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
Sandra.