lunes, 23 de enero de 2012

Página en blanco


Pon atención al poema enmudecido,
poesía se hace niña ante el amor enorme.

No temas,
no hay sombra en la ternura.

Los oídos respiran silencios áureos.

4 comentarios:

Oriette D'Angelo dijo...

Hermoso.

''No hay sombra en la ternura''

Es muy cierto, pero uno a veces no lo sabe.

¡Abrazos!

OD

Cinzia Ricciuti dijo...

Gracias Oriette, abrazos de vuelta y ternura. :)

Leo Mercado dijo...

como un remanso
o un río impávido en elque uno puede estar sin tiempo

así es venir a leerte

Cinzia Ricciuti dijo...

Qué lindo Leo. Muchas muchas gracias.