viernes, 23 de julio de 2010

Periferia


Todo me exilia
no pertenezco
no me reconozco.

En la soledad confundida
he intentado
hasta sonreirle a la sordidez.

Ha sido vano.

Me acojo a lo centrífugo
permito la periferia.

6 comentarios:

fugapermanente dijo...

Querida Ci, la periferia también tiene su centro. Hay que encontrarlo, girar la brújula y quedarse. Que no te impongan, que no nos impongan un centro mentira, un centro extraño. Que no nos vuelvan extranjeras.

fugapermanente dijo...

de esos adentros es que hablo. allí está el centro. tú sabes. tú sabes.

GEORGIA dijo...

Bienvenida...

abrazos

Druida de noche dijo...

La periferia gobierna el centro..

beso
druida

cobolobo dijo...

Asqueado de lo vano, acojo con los párpados la soledad. Donde pertenezco periférico, centrífugo. Puedo oler aún lo sórdido, su persecución, el acoso del exilio.

cobolobo

Kira dijo...

Pertenecemos a la no pertenencia... pero como dice Keila siempre hay un centro, único de una misma... siempre hay un sitio de partida y al que siempre retornamos aunque no pertenezca a nada más o a nadie más.