martes, 4 de agosto de 2009

Recaer

Giorgio De Chirico


Luego del encuentro
duramente nos reinventamos
en la soledad.

4 comentarios:

Veronika dijo...

y yo aquí tratando de cortar falsas ilusiones con desinfectante de limón y cloro... como para que no se diga que no se hizo la lucha

TQ

cr dijo...

...como para que no nos llamen cobardes.
Yo creo que deberíamos dejar la luchadera, francamente.

Un abrazo Vero

Esa otra que soy dijo...

¿Giros y recaer son dos extremos de un mismo amor-dolor?

cr dijo...

Algún día el dolor dejará de ser amor y el amor dejará de ser dolor.
Mientras espero que eso suceda, oscilo.