domingo, 28 de junio de 2009

anécdota electrodoméstica


La nevera murió

y yo
impávida
solo sentí placer

el hielo sudó su frío
abandonó su blancura
se acabó

3 comentarios:

Mitchele Vidal dijo...

La nevera es un electrodoméstico imprescindible y silencioso, quizá esos temblores espasmódicos tengan como fin que no la olvidemos.

Veronika dijo...

:-) :-S :-(

Georgia dijo...

El hielo sudó su frio


que gran verso

un abrazo