miércoles, 15 de octubre de 2008

el lago

Las sombras
están pálidas.

Se puede desaparecer ante tanta luz
y ante toda esa oscuridad.

Se debe.


Leyendo a Murakami...El fin del mundo y el país de las maravillas

1 comentario:

Blumm dijo...

Que conste que me he pasado por aquí. Que conste que he lo he hecho para decirte que cada día te adentras más en el juego de palabras.
Que escribas a diario, moza italiana.