martes, 30 de septiembre de 2008

Trampa

Siento
que las soledades
se arropan con cobijas de miedo
que calientan y arrullan
a esta libertad nueva y frágil.

Quieren aniquilarla dulcemente.

4 comentarios:

Lena dijo...

No permitas que nada te distraiga.

No otorgues poderes.

No más.

T.Q

cr dijo...

Exacto exacto exacto!!!
Fuerza fuerza fuerza, no hay espacio para miedos bobos...demasiado por vivir.

Gracias Milo, como siempre.

tqm

Veronika dijo...

La soledad puede convertirse en aliada...

Abrazos

La Gata Insomne dijo...

se bien de lo que hablas

tú agarrate muy fuerte a esa nueva y frágil, y verás que no lo es tanto

el miedo es parte de este asunto,
hay que reconocerlo, pactar con él,
pero no dejarle espacio para el jaque