jueves, 26 de junio de 2008

Reflexión


Si sigo viendo cabezas de cerdos, dejaré de comerlos.
Si sigo leyendo poemas, dejaré de escribirlos.

La ceguera podría ser el remedio.

2 comentarios:

Jorge Arce dijo...

Estas palabras,que como siempre me gustan mucho, me saben a Borges. !Un abrazo!

cr dijo...

El verbo no se inventa, se repite...al parecer todo se repite.
No he tenido la dicha de entrarle a Borges todavia, o que Borges entre en mi.
Un abrazo, siempre es bueno verte por aqui.
Cinzia