martes, 10 de enero de 2023

Quiero suponer que sí

No sé si intuyas el frío de mis dedos congelados.

No sé si veas la rabia del mar de invierno.
La cadena que hace que la ola embista
la arena fracturada de una patria que nunca fue.
Así son los exilios,
ancianos de bocas tapadas
sentados en bancos de parques donde los niños son ausencia.
No sé si estás leyendo,
quiero suponer que sí,
que tus ojos son los ojos de los pájaros
jugando con este viento de inclemencias.
Que el poema es el ala que vuelve a unirme.
Que el frío es el tránsito.
Que el exilio morirá.
Como ves estoy llena de deseos,
es la vida que permanece.

lunes, 17 de octubre de 2022

Había que quererme más.


Ya ves,
la lengua es engañosa,
no sabremos nunca
si habla de ti o de mí.
Las fieras descansan los sábados,
puedo dedicarme a la poesía
mientras el mundo se detiene.
Estoy en el momento
que no vuelve,
alimentaré el fuego que soy
con pequeños leños,
me sentaré a ver piruetas,
que dibujarán la vida. O,
¿tú pensabas que el fuego
era muerte?
No.

miércoles, 14 de septiembre de 2022

Callado

FRANCESCO CLEMENTE | XLIII Tree

Benditos los días 

de mis poemas cargados de árboles en flor.


Ahora veo avalanchas

y no las escribo,

el terror de la cotidianidad

no invadirá la poesía.


Conservaré el jardín imaginario

intacto y callado

hasta que vengan tiempos más pacíficos.

jueves, 7 de julio de 2022

Un banco en un museo

William Turner

Pienso en cosas pequeñas.

Pienso, por ejemplo, en los bancos de los museos, esos que están aparcados frente a los cuadros.
Son como playas, como sombras de árboles, como agua cuando te estás abrasando.
Allí te sientas y reposas en la belleza que te regaló el pintor, en el mundo que te hizo, en el amor que le puso.
Tus ojos caminan, juegan, se humedecen, corren, se sorprenden. Son niños.
Pienso en cosas pequeñas.
Un banco en un museo es un templo, un gesto, una caricia de respeto, un puerto, una pausa que amaina tu tempestad.

miércoles, 1 de junio de 2022

Párpados caídos

Escribo en la madrugada de mi país atribulado.

Confío en el silencio que me da el sueño de los que no me leen.

Los párpados caídos son la última salvación.

jueves, 19 de mayo de 2022

Tengo


Tengo la voluntad de seguir llamando cambures a los cambures.

Tengo la soledad de la poesía que ríe de sí misma como una niña a la orilla de un río grande.

Tengo la perseverancia de los amores que se empeñan en ser amores en el abismo del desamor.

Tengo la dignidad de las manos vacías, los labios entreabiertos y los párpados cerrados.

Tengo la libertad de los sueños hechos pesares y también de los viceversas.

No soy tan pobre, ya ves, a pesar de ti.


sábado, 17 de julio de 2021

Elementos


Si tu vida es agua
e hiciste de tu libro un barco,
no temas,

las sirenas nunca te convencerán.

Si tu vida es aire
e hiciste de tu cielo un pájaro,
no temas,

las nubes nunca te cubrirán.

Si tu vida es fuego
e hiciste de tu hogar una llama,
no temas,

el hielo no existirá.

Si tu vida es tierra
e hiciste de tus pies raíces,
no temas,

nada te arrasará.




sábado, 3 de julio de 2021

Bestialitate

Ser un ciervo es tener miedo en los ojos,

por eso la angustia cuando

me miras así, mi amor,

cuando te haces ciervo.


Tengo el terror de la presa 

que está en tu mirada

y se me acaba el mundo.


Soy un ciervo vestido de flor

que aparenta ser oso,

ya sabes, por las garras, mi amor.


Convertirse en animal nunca ha sido sabio.



Binario

Si la lengua es casa
el silencio es intemperie.

Si la lengua es país
el silencio es exilio.

Si la lengua es Dios
el silencio es el vacío.

Si la lengua es habitar
el silencio es desmantelar.

Si la lengua es ancla
el silencio es naufragio.

Si la lengua es pertenencia
el silencio es desierto.

Si la lengua es libertad
el silencio es carcel.

¿Les ha tocado ser siempre lo segundo?


martes, 11 de mayo de 2021

Hagamos primavera

Dame un poema feliz

como sólo el amor sabe hacerlo.


Dime del alma

que sabe de deseos infinitos,

inmortales.


Dame besos que

sepan a flores,

frutos.


Hagamos primavera,

finalmente.



domingo, 9 de mayo de 2021

Poema de amor a un joyero iluminado

 Tus manos de metales preciosos,

el oro que sale de tus anillos

quiero que me den la forma

del mundo que seré.


Enamorarme de tu sonrojo

cuando te hablo de tu arte

y bañarme del brillo de tu mirada

cuando me dices que entiendes.


Que seas eso que lleva 

mucho tiempo sin existir

que seas el amor

desde la fragua

el fuego

la tierra

la creación.


Hazme joya

mientras te hago verso,

hagámonos los dos.




martes, 8 de diciembre de 2020

Ojo y pájaro del mundo

Impuse los versos al ruido.
Funcionó de a ratos.
Funcionó mientras las cuerdas de mi cuello aguantaron.
Luego venció el martillo, el taladro, el derrumbe.
Conozco la poesía que calla,
ojo y pájaro del mundo.
Descanso en esa vista,
ese vuelo.
Columna infinita,
paz.

domingo, 18 de octubre de 2020

Los desplazados del trópico



Los desplazados del trópico
se resisten al invierno,
usan zapatos de verano
y olvidan la bufanda.
Exponen pies y cuellos
a la intemperie mortal.
Es que llevan el calor por dentro,
es que aún no creen
que se fueron del sol.
Los desplazados del trópico
observan la niebla con incredulidad
y la penetran con ojos de taladro,
ellos,
los que caminan y dejan surcos
en las calles que los excluyen.
Y allí siguen,
entre lenguas extranjeras,
palabras puñales que no entienden
e igual sonríen
con lágrimas que les bañan los pulmones
llenos de viento frío.
Los desplazados del trópico
hablan con las nubes y los muelles
y saben que el horizonte
es el precipicio de la tierra cálida que se fue.

sábado, 8 de agosto de 2020


Robert Rauschenberg - Sin título (Sue) 1950


Llega el tiempo

del no tiempo.

Envejece, plácido,

el amor que no fue.

No nacimos para las raíces,

simples pájaros nómadas,

vagamos en el desconcierto

de un mundo sin dueño.

Murió Dios,

hay que hacerse a la idea.

lunes, 2 de marzo de 2020

Vuelvo

Sandro Botticelli - Primavera 
(detalle)

Vuelvo
a la poesía que soy yo.

No utilizaré
nostalgias prestadas
amores inútiles
tierras yermas
como fuente de letras muertas.

Se acabó la sed de ríos estériles.

Quiero poemas felices.